Por Lupita Villalobos • @lupita_villalobos_ Fotografía: Jessy Nambo • @justme_jessynambo

Vivir tu momento y ser libre es lo más importante y Paloma Lira lo entiende y lo expresa en cada una de sus colecciones inspiradas en los años 60’s y 70’s con música de fondo que grita revolución y se concreta con la liberación femenina y sexual, claro, con Beatles sonando de fondo, alternando con The Doors, Pink Floyd y Gloria Gaynor catando I Will Survive.

Simplemente basta con ingresar a @palomalirastudio para darte cuenta de todo este feeling que tiene y que contagia. “Paz y amor” dirían muchos. Un perfil que refleja a una artista franca, que aporta prendas para la expresión, arriesgadas y que van más allá de la nostalgia.

Paloma Lira nos recibe en su estudio, un lugar hecho para crear, con paredes blancas y ventanas altas, con vista al sur de CDMX. Hay telas, bocetos, libros, revistas y racks con sus colecciones. —Cada colección tiene su historia, todas van de la mano, pero siempre me inspiro en películas y canciones de la época.— Sonríe, lleva una blusa con estampado de aves, unos pantalones cafés y botas. Al mirarla te das cuenta que diseña también para ella, que no es ajena a su arte, que vive y expresa con cada pieza.

“La ropa ya no sigue estereotipos, que la gente use lo que quiera, la ropa sirve para expresar, que puedan ser ellos mismos”

—Empecé con un préstamo de mis papás, hice las fotos con amigos, mi idea era hacer una marca y venderla por internet y ya está.

— Esta visión creció y se volvió en la marca consolidada que es ahora, con esencia propia, que no sigue tendencias, que es atemporal. La ropa por su parte sigue al personaje que la porte —es para almas libres— remarca. Pasa por el centro de la estancia y se recarga en un sofá vintage, que encaja a la perfección con el resto del decorado a tonos cálidos.

Paloma forma parte del boom del diseño mexicano; una industria en crecimiento, que avanza con pasos firmes y que se consolida en el mercado global; —el objetivo siempre es mostrar que la ropa mexicana es de calidad y con propuestas, ahora va más allá del folklor, siempre cuidando la esencia mexicana sí, pero siempre defendiendo el ADN de la marca—, busca entre sus prendas y nos muestra una camisa con estampados, te das cuenta que cada prenda es única, que sin saberlo o sabiéndolo ya forma parte del mercado global.

—Mi idea es que la gente pueda usar mi ropa, que ellos la vean funcional y se sientan cómodos y puedan expresar su estilo.—Tiene un lugar especial para sus revistas, libros y un sinfín de objetos de colección que fungen a su vez de inspiración, entre todos ellos se encuentran playeras con la frase “freedom” a colores de la bandera LGBT+, una colección que hizo para el mes del Pride, —la ropa ya no sigue estereotipos, que la gente use lo que quiera, la ropa sirve para expresar, que puedan ser ellos mismos.— Su ropa no busca tener un género, tiene la esencia de los movimientos de libertad de los 60’s, toques de disco de los 70’s y que hoy en día están más vigentes que nunca. La moda como puente para expresar ideales, nos sonríe.

¿POR QUÉ ESTE GUSTO POR LA ÉPOCA DE LOS 60’s Y 70’s?

—Mis papás fueron jóvenes en esa época, crecí escuchando esa música y siempre me llamo la atención como se vestía la gente desde chiquita, yo veía a mis tíos, a mis papás y me gustaba su estilo, además es una época donde surgió la libertar de pensamiento y libertad en todos los sentidos: política, religiosa y sexual. —La idea inicial de venderse en internet responde a su época, ella es millennial, la generación que al igual que los chicos de los 60’s y 70’s ha venido a romper estereotipos.

—Lo que me despego fue Instagram, o sea ni siquiera puedo pensar qué sería de mi sin redes sociales, y sí, creo que las redes sociales han ayudado mucho al desarrollo de la moda en México y bueno a todo el mundo.— Las colecciones responden a Prêt-à-porter, y tiene como eje de venta Instagram, pero sin dejar a un lado Twitter y Facebook.

Nos guía a su taller y nos muestra en lo que está trabajando ahora, una pieza con estampados con tintes vaqueros, —mi objetivo es crecer sí, pero con conciencia—, cada pieza es hecha a la medida; el perfil de Paloma refleja a la mujer contemporánea, fuerte e independiente, inclusiva y su marca no es ajena a su contexto, su inspiración en la década de los 60’s y 70’s le da vida propia —tomar estos tintes retro, pero traducirlos a lo que esté pasando— es la primicia de PALOMA LIRA.

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on pinterest
Share on Pinterest
Share on whatsapp
Share on WhatsApp