Créditos

Fotografía: Abraham Salcido @abraham_salcido
Asistente de fotografía: Dan Cruz @mr.dancruz
Estilismo: Mauro S. Blanc @maublanc
Maquillaje y Pelo: Benjamín Ornelas @art_benjamin
Asistente de maquillaje: Yanel Garcia @yannii.gp
Realización: Yoniel Figueroa Rocha @yonhfigueroa
Ropa: Pineda Covalin, Steve Madden, Galo Bertin.
Locación: Art House. @arthousemexico

Polo Morín es el reflejo de la versatilidad en un actor, con una carrera fructífera en crecimiento en televisión y con miras a cine y teatro. Oriundo de Celaya Guanajuato, llegó a la actuación por pasión a la interpretación. Licenciado en Negocios internacionales. Con más de 1.5 millones de seguidores en Instagram, va más allá de ser un influencer. Su oficio en la actuación le ha brindado un crecimiento personal. Más humano.

Los personajes fluyen en TV teatro o cine; llevan a una realidad nueva. Los creados toman una parte del ser humano que lo encarna, y a su vez dejan esencia en la piel del dramaturgo.

“Cada historia tiene muchas versiones, dependiendo del foco con el que se vea, esa es una de las maravillas de la actuación”

La estancia es alta, el equipo se prepara para la sesión. Polo Morín entra y nos saludamos. Él sonríe en todo momento. Se nota relajado. Viste camisa de mezclilla y jeans. Se presenta con el equipo. Nos encontramos en el lobby de ArtHouse, un teatro en la colonia Roma en Ciudad de México. Toma una botella de agua. Es disciplinado, escucha con atención y atiende las primeras indicaciones para la prueba de luz. Hablamos de la actuación, —cada historia tiene muchas versiones, dependiendo del foco con el que se vea, esa es una de las maravillas de la actuación.—

La maduración de un actor se manifiesta en la comprensión del personaje y de su entorno. Durante su carrera ha hecho personajes con diferentes matices. La televisión mexicana es complicada, ya que los personajes suelen tener muchos estereotipos; aun así el crecimiento a mejores historias es palpable. Poco queda ya atópicos. Polo lo sabe y busca personajes que sean un reto y ayuden a crecer a su público, la audiencia es grande y él entiende esa responsabilidad, —tratro de buscar personajes que sean inclusivos y respetuosos.—

Es un actor millenial, con todos los beneficios y defectos que conlleva. Es un chico en una generación con cambios constantes en su entorno y en su labor de actor. Subimos a la terraza. Iniciamos con el primer cambio.

Cada tanto checa Instagram. Se toma selfies.—Procuro dejar mensajes positivos en mis redes, de inspirar. Trato de abrirme con problemas que he tenido yo. Sé que tengo un público grande y quiero ser un buen ejemplo.— Morín ha forjado un fandom fuerte. Sus tweet dan seña del compromiso con su carrera y la cercanía con sus seguidores. De fondo suena el bullicio de una ciudad que nunca para.

La sesión para esta editorial transcurre, la ropa va y viene, hay retoques en el pelo y cambios al set. Tomo un vaso de agua y a mi lado Polo pica fruta.

—¿Cómo ayudas al medio ambiente?- suelto después de un rato.

—Apoyo a un par de fundaciones— Empieza, después calla un momento y sigue —no me gusta andarlo diciendo ni publicarlo, no es algo que haga para presumir, pero también cuentan mucho las pequeñas acciones y creo son las más importantes, llevar tu bolsa al súper, reciclar, etcétera.

La conciencia social de Morín empezó desde antes de la actuación en Celaya con sus padres, quienes le ayudaron a romper paradigmas. —Somos un grupo de compañeros del universo— reflexiona.

México es un país con alto índice de discriminación, racismo, homofobia y violencia de género. Ante esto la comunidad artística del país alza la voz en cada uno de sus espacios. Todos con el mismo mensaje, “ya no más”. Las redes sociales juegan un papel importante, y ante la ola de violencia hacia la mujer y en el marco del día internacional de la mujer y las movilizaciones del #8M Polo deja un tweet —No, calladita no te ves más bonita… Tú eres preciosa cuando luchas, cuando peleas por lo tuyo.—

“Hay mujeres independientes y que vaya, ya ni si quiera hace falta decirlo, hace falta enseñárselo a la gente, pero no hace falta comprobar que somos exactamente iguales tanto hombres como mujeres, como homosexuales, heterosexuales, todos somos humanos y tenemos las mismas capacidades y tenemos diferentes habilidades eso sí, pero no tiene que ver con un órgano sexual, la diferencia de posibilidades”.

La diversidad sexual y la igualdad de derechos entre hombres y mujeres es un tema a seguir. La inclusión del colectivo LGBT+ es para Polo importante, me cuenta que vivir sin etiquetas es lo que todos necesitamos. —Sé feliz sin importar tus preferencias, sé libre — Polo Morín desde sus redes busca alentar y brindar seguridad al colectivo. Los pasos en el país son firmes y museos como el Museo Memoria y Tolerancia que expuso —LGBT+: identidad amor y sexualidad— abren las puertas a diálogos con las nuevas generaciones y hacer que la sociedad sea más inclusiva.

Pasamos entre los pasillos del teatro por puertas que dan a los foros hasta llegar a las escaleras que bajan al Lobby. Polo se alista con el siguiente cambio. Y vuelve a subir. Yo espero un poco más, checando los últimos detalles y subo. Arriba empezamos a bromear con todo el equipo. Polo esta por subir al ciclorama. Hablamos un poco de sus experiencias.

—Algo que me sucede muchísimo es que me suelen estereotipar— empieza —me suelen dar el personaje de niño rico, por ser gÜerito y yo contesto ojalá, que por haber nacido gÜerito hubiera nacido rico, pero no, yo vengo desde abajo, he tenido que trabajar para llegar hasta donde lo he hecho. Y justo es eso, luchar contra los estereotipos.

México es uno de los países con mayor índice de racismo, y los medios de comunicación han hecho poco para quitarlos. Son unos cuantos los que se atreven a retratar al mexicano en todos sus matices y colores. A su vez la industria de la moda está llena de etiquetas, pero también con oportunidades enormes para cambiar el canon ya impuesto, se puede jugar con la ropa y romper las reglas sociales, buscar la libertad y el arte. Polo sabe que la moda es una forma de comunicar, —al quitar etiquetas, puedes buscar la libertad y estilos que se ajustan a tu personalidad… y que chingón—, y como buen millenial añade —puedes buscar inspiración en tu Face, en Twitter, Tumblr o en Pinterest.—

Ya casi es medio día, en el set el estilista arregla los looks que se utilizaran, mira los tenis y zapatos y elige, del lado opuesto el maquillista saca de su estuche todo lo necesario y prepara la mesa. El fotógrafo y los asistentes buscan la mejor iluminación; los tripiés y los flashes empiezan a moldearse a la atmósfera. Las aguas, frutas y barras de cereales se encuentran al fondo. Polo Morín llega, nos saludamos, recorremos el pasillo que da al lobby de la locación, saluda a todos, sonríe y empezamos.

Polo Morín es un actor con una carrera sólida en televisión, los proyectos en los que ha estado son variados, Tenías que ser tú, El bienamado, Sueño de amor, son algunos de los títulos en los que ha tenido personajes con matices distintos los cuales le han ayudado a ser más consciente de su entorno. Su perfil en redes sociales es un lugar íntimo y que da fe de la cercanía con sus fans. El compromiso con su oficio lo mantiene activo, en una industria que al igual que su generación cambia y se vuelve más inclusiva.

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on pinterest
Share on Pinterest
Share on whatsapp
Share on WhatsApp